¿Cómo escoger un buen Láser?

láser

El láser es un barco de vela liviana que está pensado para ser fácilmente trasladado y que es operado por un solo navegante. pesa muy poco, es sencillo y muy competitivo, actualmente es el barco de un solo navegante más solicitado en su tipo.

Clase internacional y olímpica láser

Al principio, el mástil y el velamen del barco se crearon para que un navegante robusto (con más de 70 kg) lo operara, a esta configuración se le llamó “estándar”. Con el paso del tiempo se fueron haciendo de menor tamaño y pasaron a llamarse “radial 4,7″, los cuales permiten al barco navegar con viento intenso y navegantes de peso más ligero.

A partir del año 1996 las dos clases de láser, estándar y radial, fueron incluidas en las olimpiadas, como competencias regulares.

¿Qué láser elegir?

Si vas a adquirir un láser nuevo de fábrica, con toda seguridad no tendrás inconvenientes, pero si lo adquieres usado es recomendable que estés al tanto de las cosas que debes observar para verificar su buen estado. Recuerda que el láser está diseñado para que el barco se adapte al navegante y no al contrario.

  • Lo primero es saber que el número de casco es único y es representativo del año en que se construyó el láser. Este número debe ser idéntico al número de vela, por ejemplo si el número es 102000, significa que fue la embarcación número 102000 fabricada.

Por haber sido incluido como competencia olímpica a mediados de los años 90, todos los láser fabricados desde ese entonces tienen una marca de la ISAF en la bañera con el número de vela del casco, con esto puedes garantizar, sin lugar a dudas, la antigüedad del casco.

láser

En principio el barco nuevo siempre estará garantizado, cosa que no ocurre con uno usado, pero esto no quiere decir que el usado esté mal, siempre podrás encontrar algunos con el casco en buen estado que sigan siendo rápidos.

  • En cuanto al casco, hay varios detalles que se tienen que verificar porque te darán la información sobre su integridad y buen estado, ellos son las entradas de agua, su peso y la rigidez. Tanto el peso como la rigidez son los responsables de permitirle navegar a altas velocidades, por lo tanto mientras más ligero y firme, más rápido será.

Igualmente importante es que el casco se mantenga seco y eso se verifica mirando si tiene agua dentro. Se debe remover el tapón de popa y elevando la proa se puede sentir o visualizar si hay agua en su interior.

La regla general es: si el agua es amarillenta y escasa, es producto de la condensación, si sale transparente, se debe tener cuidado porque puede que el casco tenga entradas de agua. También se debe voltear el casco y ponerlo boca abajo, así se comprueba si la regata conserva su integridad física intacta.

Otro lugar del casco a verificar es la caja de la orza, donde hay que descartar fisuras o poros. También se debe revisar el lugar donde se unen el mástil y el casco, ya que por allí se puede filtrar agua.

Otra forma de verificar la existencia de humedad en el casco es pesarlo, si su peso es mayor a los 64 kg, hay un problema de penetración de humedad en la fibra, esto es importante si planeas utilizar el láser con fines competitivos.

  • En cuanto a la rigidez, la forma más práctica de verificarla es palpando la superficie del casco en la zona donde se sienta el tripulante, esta no debe presentar deformaciones o pequeñas fisuras en su superficie, ya que esto es indicativo de que la rigidez está comprometida.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *